El reemplazo de mi iPod nano, parte II

No tenía previsto escribir una segunda parte de la historia del reemplazo del iPod nano, pero debido a los recientes acontecimientos creo que merece contar cómo ha acabado todo finalmente.

Se supone que una vez recibido el iPod de sustitución por parte de Apple ahí se terminaba la historia (de ahí el post anterior), pero pasados unos días y habiéndolo pensado un poco, decidí que no me había quedado nada satisfecho con el cambio. Para muchas personas hubiera supuesto un muy buen cambio, y no podrían estar más contentas. Y es que, objetivamente, es así: después de tanto tiempo, que venga Apple y te reemplace gratis tu antiguo iPod nano al que seguro tenías olvidado en un cajón por uno de los actuales es casi un regalo.

Pero como ya comenté, ese no es mi caso. Al principio de recibir el nuevo, bueno, pues la idea de tener un iPod de los nuevos tiene su gracia, pero poco más. Y como de costumbre, parece que sólo nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. La idea, como ya comenté en la entrada anterior, era vender el nuevo y comprar uno de 1ª generación de segunda mano.

Total, que empecé a mirar en eBay algunos iPod nano de 1ª generación aunque no con mucho éxito, porque no me aparecía casi ninguno. El problema es que me metí en la página española, a pesar de tener puesto como opción que buscara subastas internacionales. Así que me metí en la global y ahí ya me empezaron a salir de todos los colores y capacidades, lo cual me sorprendió. El que buscaba era uno blanco, a ser posible de 4 GB y en buen estado. Vamos, uno como el que tenía. La verdad es que no me importaba mucho que fueran de los que tenían el posible problema con la batería.

DSC_4358

Encontré uno que tenía muy buena pinta, en las fotos aparecía en muy buen estado y además era blanco y de 4 GB. Además, junto a él, venían unos auriculares y el cable de sincronización y carga. Yo ya tenía ambos, pero siempre es un plus. El anuncio decía que el iPod no había sido usado en algún tiempo por haberlo sustituido por un iPhone, que la condición del artículo era “como nuevo” y que, a pesar de haberse usado anteriormente, estaba en excelentes condiciones. También comentaba que el número de serie lo había emborronado y que se lo diría a quien ganara la puja. Me pareció respetable; sin ir más lejos yo también lo hago con las fotos que publico.

El vendedor tenía 100% de votos positivos y además era del Reino Unido, con lo cual el envío probablemente sería rápido y sin problemas. Cuando yo lo vi, la subasta todavía tenía un precio económico (partió de £0,99 para que así le saliera gratis publicar el anuncio), aunque yo ya sabía que aquello iba a aumentar de forma considerable en los últimos días / horas de la subasta.

En efecto, en las horas próximas a la finalización del anuncio el precio empezó a coger carrerilla, pero bueno, aun así pujé porque de entre todos los que vi era el que parecía estar mejor y claro, eso tenía un precio. Al final gané la subasta en los últimos segundos, aunque por un precio alto a mi parecer. Fueron £61,03, que sumado a los £10 del envío (una barbaridad) se quedó en unos 86 €.

Mientras esperaba el envío, me llamó negativamente la atención una cosa: el vendedor había puesto de nuevo el artículo a la venta. Tal cual, mismas fotos, mismo texto, mismo todo. Me mosqueó bastante porque se supone que el que me había vendido a mí era “único”, es decir, que era el de la foto del anuncio. O me había engañado y no me lo pensaba enviar o es que el iPod no era original y tenía varios “clones” listos para vender como originales. Me decanté por pensar lo segundo, porque era lo que más sentido tenía, al menos para mí. Porque vamos, tener dos iPod nano del 2005 exactamente iguales y en el mismo estado y querer vender los dos no se lo cree nadie.

DSC_4364

Finalmente, sí que recibí el envío. Rápido y todo correcto. Los auriculares, el cable y el iPod. Como recogí el paquete de camino a la universidad, lo abrí mientras iba en el metro (no me pude resistir) y ya observé algo raro en el iPod. Aquel no era el mismo que yo envié a Apple. Bueno, aparentemente sí que era el mismo, pero por algunos detalles que noté enseguida, ya me olí algo raro. Lo dejé estar para cuando volviera a casa.

Ya más tranquilo en mi escritorio, lo examiné minuciosamente y mis sospechas de que no era original se confirmaron al 90%. El otro 10% fue cuando introduje el número de serie en la web de Apple y me dijo que no existía en su base de datos. La verdad es que es una copia muy, muy lograda, con detalles casi inapreciables para la gente que no les presta atención.

Captura

Se veía venir…

A parte del número de serie detecté tres detalles que lo delataban como copia. Por lo demás, no se distinguiría del original. Primero, el tacto de la click wheel. Se notaba de otro material al que yo recordaba, como más “plasticoso”:

DSC_4355

Primer detalle: el material / tacto de la click wheel es diferente (esos relieves no estaban en el mío)

Luego, estaba el tema de la fuente utilizada en la parte posterior, que es sensiblemente diferente a la original, aunque ponía el mismo texto. También tenía otro tacto, algo más rugoso, al pasar el dedo sobre la manzanita. Es decir, como si el grabado se hubiera hecho de diferente manera:

DSC_4368

Segundo detalle: la fuente utilizada en la parte posterior. En este caso, ni me molesto en emborronar el número de serie.

Y tercero y más evidente: el switch que bloquea el dispositivo era de color blanco, cuando el que tenía yo era plateado y con el grabado de “Hold” a un lado:

DSC_4360

Tercer detalle: el switch de Hold es blanco, cuando debería ser plateado

Por otra parte, lo que es la pantalla y el mini sistema operativo está calcado. Es exactamente igual, iTunes lo reconoce sin problemas, aparece el número de serie, e incluso le cargué el ultimo firmware disponible (aunque ya estaba actualizado) y se lo tragó como si un iPod original se tratase.

Se me pasó por la cabeza de que a lo mejor era uno refurbished y que por eso tenía esas peculiaridades, pero no hacía más que engañarme a mí mismo. Estuve dudando si votar negativo al tipo que me lo vendió, pero al fin y al cabo no quería líos y además me lo iba a quedar porque realmente, de no ser por esos pequeños detalles que he comentado, es una copia totalmente exacta y en buen estado. Pero lo que sí que hice fue preguntarle acerca del hecho de que el número de serie no me lo aceptara la web de Apple para ver qué se inventaba. Me dijo lo siguiente:

No estoy seguro de porqué los servidores de Apple no lo reconocen como un iPod. Es uno que le compré a un amigo hace algún tiempo y que he guardado hasta ahora.

Si estás insatisfecho con el artículo, hazme saber qué es lo que podría hacer para solucionar el problema. ¡Gracias!

Así que no sé, la sensación que me queda es algo extraña. Por una parte me siento engañado, aunque existe una mínima posibilidad de que este hombre no supiera que fueran copias. Y por otra, bueno, “satisfacción” al tener de vuelta a mi preciado Nano, aunque sea un clon.

El iPod de 6ª generación acabó en eBay con el aliciente de incluir los auriculares y el cable que recibí junto al clon (que evidentemente también eran falsos). Digo aliciente porque básicamente en eso se diferenciaba a los demás que poblaban la tienda debido al mismo programa de sustitución de Apple. Al final lo vendí por un precio bastante aceptable bajo mi punto de vista (unos 90 €, envío incluido), y además teniendo en cuenta que ya lo había “estrenado” quitándole las pegatinas que llevaba. Como dato, en las tiendas vale 125€.

En resumen, después de todo este tiempo, me quedo igual que estaba con la diferencia de tener unos pocos euros menos (las comisiones de eBay y PayPal es lo que tienen…) y un iPod nano en mejor estado que el que tenía (el mío estaba rayado por detrás, lamentablemente) pero más falso que un billete de 4 euros. En fin, c’est la vie.

16 comentarios / Añade el tuyo debajo

  1. Macho, lo que no te pase a ti… jejeje. Yo de todo ésto me quedo, de verdad, con lo maravillosamente bien escrito que te ha quedado el post, todo muy bien explicado, unas fotos excelentes y un toque de humor muy gracioso.

    No sé, yo a este post le daría un premio o algo : ).

    Quizá, en esta vida, quién no arriesga no gana, y de toda esta historia seguro que has aprendido muchas cosas, así que eso que te llevas, experiencia para las próximas, que alguna vendrá, seguro.

    ¡Enhorabuena!

    1. Hola Canhetinho!

      Muchas, muchas gracias por tu comentario :D
      La verdad es que siempre se aprenden cosas con este tipo de experiencias, y escribiéndolas ayuda a no olvidarlas jeje

      Un saludo!!

      PD: A ver si te volvemos a ver por Twitter ;)

      1. Gracias, volveré : ).

  2. Lo que me extraña es que, con lo lograda que dices que está la copia, no se hayan dignado a usar Helvetica en vez de Arial xD.

    1. Jajaja tú y tu obsesión por Helvetica :D
      Gracias por pasarte y leerme!

      Nos vemos por Twitter! :)

  3. Sencillamente yo lo devolvería, creo que no es igual tener un iPod original que una copia.
    Es solo mi opinión, además creo que no estas conforme, así que piensalo.

    1. Hola Juan,

      Verás, claro que lo pensé, pero he decidido quedármelo. La razón es que no me apetece seguir con este tema; no estoy 100% satisfecho, eso es cierto, pero me conformo con éste. Si fuera una copia de peor calidad, si lo fuera a usar a menudo, etc., pues sería otra cosa, pero la mayoría del tiempo va a cumplir una función “decorativa” más que otra cosa.

      Gracias por tu comentario y un saludo :)

  4. Uff yo no me hubiese aguantado y lo intentaría devolver,prefiero no tenerlo que tener una copia que me ha costado más que uno nuevo,pero bueno,siendo un uso más decorativo…XD

    Un Saludo

  5. Me llama mucho la atención el “palo” que te dieron por eBay, pero en fin, si el ordenador te reconoce el aparatito como un iPod…

    Por lo que a mí respecta yo me he visto beneficiado del plan “renove” de los iPod’s de primera generación. Tengo un amigo que le sucedió exactamente lo mismo que describes en el primer post, inscribirse en el programa, enviarlo, etc.
    Y sí, el recibió un iPod de 6ª generación como tú, también gris, que ha terminado en mis manos a un precio bastante económico, y con el que estoy muy contento.
    Tal vez sea por la falta de experiencia con productos Apple, pero no me despego de mi iPod ni para dormir :)

    1. Jaja la verdad es que quien quiera un iPod nano de los últimos y esté un poco enteradillo, está de suerte, porque lo puede conseguir nuevo por un precio bastante inferior al que lo ofrece Apple en tiendas.
      Gracias por pasarte y por tu comentario Pascual! :)

  6. la verdad que segui con interes tu cambio desde el primer instante, entiendo que no te llegase a gustar el 6G que aunque gana por ejemplo la radio, pierde mucho al ser tan micro, lo que es una pena que al final has perdido el nano 1g original y el 6g original para sufragar los gastos de la compra de un clon (muy perfecto) pero no deja de ser una estafa, siento de verdad que al final acabase asi, saludos

    1. Hola Julio,

      Sí, es una lástima la verdad. Me arrepiento de habérselo entregado a Apple. Estoy bastante seguro de que a la batería del mío no le pasaba nada, pero mira, aun así se lo envié. Ahora hace casi un año de esto, e ironías de la vida, el que sí tiene problemas de batería es el clon: es desconectarlo de la corriente y apagarse completamente :( En fin, como ya dije, su función es estar siempre conectado a los altavoces de la foto, pero no deja de saberme mal.

      Gracias por tu comentario y un saludo!

  7. Mi mujer se ha empeñado en hacer limpieza :-[
    y, ya se sabe… Aparte de cortinas, lámparas, etc,, han tocado “cajones”. En uno de ellos apareció un iPod nano de 1ª g y 1 gb de memoria…
    Dentro de la situación de crisis actual digo: “Pa’ vender”, pero como uno está últimamente desconectado del mendo tecnológico, entro en inet para ver en qué nivel de precios se mueve y “voilá”, aparece este post.
    Como yo no le tengo el cariño que tú le tenías, estoy esperando la recepción del sobre para “emigrarlo”.
    Muy buen post y muchas gracias por la info…
    Salud.
    P.D. Dos cosas:
    1- Por inet no he encontrado una mierda sobre precios.
    2- Nunca fuí consciente del “recalentamiento”.
    Ah, el mío es negro.

    1. Hola Alfonso,

      Me alegro de que te fuera de utilidad el post :)

      Saludos!

  8. YO TENGO UN IPOD NANO DE PRIMERA GENERACION , AUTENTICO NOSE SI ME ENTIENDES :D

    1. Jajaja gracias por la proposición, pero prefiero quedarme como estoy y no darle muchas más vueltas al asunto xD

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *