Mejorando mi ‘plan geek’

Recuerdo el 2010 como el año en el que tomé y llevé a cabo dos grandes decisiones tecnológicas. La primera de ellas fue mudarme a WordPress y, he aquí lo importante, alojarlo en un servidor casero. Y la segunda, tirar cable Ethernet por toda la casa y montarme una LAN gigabit. El servidor casero lo cambié por uno más potente hace un par de veranos, pero en esta ocasión me toca hablar de cómo he mejorado últimamente mi ‘plan geek’ (y su ecosistema), que es como denominé en su día al proyecto de cablear la casa y al uso que le iba a dar.

Mejoras en el hardware de red

Lo primero de lo que quiero hablaros es de la compra el verano pasado de un buen router neutro. Pero uno bueno de verdad. Considero que es el dispositivo más crítico de una red, y que no hay que escatimar gastos en ello si se hace un uso intensivo de ésta. El detonante de esta decisión fue principalmente lo harto que me tenía el dispositivo todo en uno (cable módem router) que me dio ONO cuando me pasé a sus 50 Mb: el dichoso Netgear CG3100D.

Si me permitís un consejo, en la medida de lo posible mantened alejado de vuestra red el cacharro que os de la operadora de turno, o dejadlo que solamente haga lo imprescindible. Suelen ser aparatos de una calidad más que cuestionable y que tarde o temprano os darán dolores de cabeza. Y con el cambio, además de ganar en estabilidad, también obtendréis funcionalidades avanzadas. Así que en mi caso, como no tenía otra, al Netgear lo dejé únicamente como cable módem para luego poner un router neutro detrás de él.

Cisco E4200

Aquí es donde entra en acción el Linksys E4200, el router del que os hablaba. En su día era el modelo tope de gama de Linksys, pero lo compré cuando ya empezaba a ser sustituido por nuevos modelos (que no necesariamente mejores). En consecuencia, lo encontré por un buen precio: 129 € en Fnac. De este modelo existen dos versiones, pero sólo a la primera (la mía) es posible meterle firmwares alternativos (DD-WRT, etc.), una cuestión muy interesante de cara a un futuro y que valoré muy positivamente.

En cuanto a características más importantes, el E4200 tiene cuatro puertos gigabit más un puerto WAN también gigabit, Wi-Fi de doble banda simultánea (300 Mbps en la banda de 2,4 GHz y 450 Mbps en la de 5 GHz) y un puerto USB 2.0 para conectar un pendrive o disco duro y compartirlo en red. También cuenta con una aplicación para iPhone / Android desde la que controlar diversos apartados de administración, como la creación de una red independiente para invitados o consultar los clientes conectados.

Cisco E4200

Respecto a su rendimiento, por cable no tengo ningún tipo de problema, ni puedo tenerlo en realidad, dado que el trabajo “duro” lo hace el switch al que va conectado. Por Wi-Fi tampoco tengo queja alguna, proporciona una amplia cobertura y velocidad. Más concretamente, en la saturada banda de los 2,4 GHz, sincroniza como máximo a 144 Mbps con los dispositivos que admiten 802.11n, que en la práctica se quedarán por la mitad o menos. Pero donde se le saca verdaderamente rendimiento al Wi-Fi es en la banda de los 5 GHz, que de momento tengo completamente libre. Eso sí, la cobertura en esta banda es inferior, así que sólo la suelo usar cuando estoy cerca del router, donde llego a sincronizar a 300 Mbps (unos 25 MB/s reales aproximadamente). Como no tengo ningún dispositivo que llegue a aprovechar los 450 Mbps de esta banda, no sabría decir cómo se comporta, aunque me gustaría verlo :)

Como detalle interesante, con este nuevo router soy capaz de encender mediante Wake-on-LAN a mi ordenador de sobremesa no sólo desde dentro de mi red local, sino también desde Internet, dado que es capaz de guardar permanentemente la MAC de destino en su tabla ARP, cosa que no todos los routers permiten. Si te interesa el tema, tienes más información sobre Wake-on-LAN en este magnífico post.

Dentro de nada va a cumplir un año conectado las 24 horas y no me ha dado ni un solo problema en todo este tiempo, dejando a un lado algún que otro corte nocturno culpa de ONO.

Como curiosidad, en el proceso de configuración de este nuevo router, descubrí que ONO me cambiaba la IP pública cada vez que al Netgear le conectaba un aparato con una MAC diferente. Enseguida me llamó la atención porque llevaba meses con la misma, cuando se supone que tengo una IP dinámica. Cuando estaba con el ADSL de Movistar, si quería cambiar la IP (típicamente para saltarme las limitaciones de algunos servidores, ejem Megaupload, ejem) simplemente reiniciaba el módem router y nueva IP al canto. Pero desde que me cambié a ONO este método no era efectivo y sentía curiosidad (que no necesidad) de cómo se podría hacer.

Netgear CG3100D-RG

El infame Netgear CG3100D, culpable de todo lo que has leído hasta ahora

Lo descubrí así: una vez pasado el Netgear a cable módem, por probar, le conecté un ordenador para gozar de una conexión directa, sin NAT ni historias de ningún tipo. Ahí cambió mi IP pública. Luego, al conectar el E4200 (otra MAC diferente), me cambió nuevamente la IP. Cuando, por curiosidad, volví a conectar el ordenador de antes, obtuve la misma IP pública que me había dado al conectar ese PC. Y de igual forma al conectar nuevamente el E4200.

No lo he probado, pero del resultado de estas pruebas, intuyo que si se quiere cambiar de IP pública con ONO, tan sólo hay que cambiar la MAC del router (característica que tiene el E4200 e imagino que muchos otros). Imagino que no estoy descubriendo nada nuevo, pero me ha parecido interesante comentarlo; yo no lo sabía hasta aquel momento.

Por otra parte, y aunque esto ya no es tan importante como el cambio del router, me gustaría señalar que también sustituí un router que temporalmente había estado usando como switch por uno “de verdad” y gigabit, por supuesto.

Switch D-Link DGS-1005A

Se trata de un D-Link DGS-1005A, que con 5 puertos tiene de sobra para dotar de conectividad a una PS3, una Smart TV y un Apple TV. De estos, sólo la consola tiene Ethernet gigabit, aunque sinceramente no he echado en falta más velocidad para los otros aparatos.

DSC_4728

El cable con capuchón azul es el que le llega del switch principal; el resto va conectado a los aparatos mencionados

4 comentarios / Añade el tuyo debajo

  1. ¡Excelente artículo! Valió la pena esperar.

    1. Me alegra que te haya gustado, Victor :)

      Un saludo!

  2. Carlos, muy buen artículo, cada vez me sorprendes más :)

    Un saludo!!

    1. Muchas gracias David, he imaginado que te gustaría ;)

      Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *