5 años con un iPhone

En este mes que dejamos atrás cumplí nada más y nada menos que 5 años con un iPhone como mi teléfono móvil. Desde entonces he ido cambiando de modelo, pero siempre ha sido por un nuevo iPhone. En este post, un poco a modo de homenaje, os contaré cómo empezó todo, los diversos iPhone que han pasado por mis manos y cómo veo el futuro del dispositivo móvil de Apple.

iPhone

DSC04831

En enero de 2007, en una keynote para el recuerdo, Steve Jobs presentó el primer iPhone. En la conferencia anunciaban su disponibilidad en EEUU en junio de ese año por 500 dólares la versión de 4 GB y 600 dólares la de 8 GB. Y ojo, que ese no era su precio libre, sino asociado a un contrato de dos años con Cingular, la actual AT&T.

El 29 de junio, tal y como estaba previsto, se puso a la venta. Parece que Apple se dio cuenta de que los precios eran demasiado altos (incluso para ellos) y, apenas dos meses más tarde, ¡bam! el modelo de 8 GB bajó 200 dólares y el de 4 GB desapareció. A los pobres early adopters no les debió sentar muy bien que digamos, pero al menos recibieron 100 dólares para gastar en la Apple Store.

Como antes decía, lo vendían atado a una operadora, pero se podía adquirir sin problemas en cualquier Apple Store, sin firmar ningún contrato ni nada. Con el tiempo fueron apareciendo métodos para liberarlo por software, primero de pago y luego gratuitamente. Así que comprar un iPhone si se iba de viaje a EEUU era un “chollo” , porque entre que se compraba a precio subvencionado y que por aquella época el cambio euro-dólar estaba fuerte, el terminal se quedaba a buen precio. Concretamente 300 € fue lo que pagué por el de 8 GB.

DSC05026 M

Lo conseguí gracias a que en octubre de aquel año mis padres se fueron a EEUU unos días, así que les pedí que lo compraran y que hicieran caso omiso a los empleados de Apple diciéndoles que en España no funcionaría. Una vez en mis manos, después de activarlo y liberarlo con éxito, le introduje mi recién adquirida SIM de Movistar prepago y así empezó todo. Sí, porque aquel iPhone importado resultó ser mi primer teléfono móvil. Desde luego, no pude elegir mejor momento para empezar mi aventura en el mundo móvil.

Estaba prendado de aquella joya de la tecnología. Ahora, por ejemplo, todos damos por sentado cosas como hacer zoom con el famoso gesto de dos dedos, pero para aquella época era toda una experiencia.

Por motivos que ahora no vienen al caso, en marzo de 2008 pude cambiar mi iPhone de 8 GB por uno de los nuevos con 16 GB que lanzaron en febrero de ese año, hasta que en junio de 2009 lo acabé vendiendo en eBay por tan sólo 35 € menos de lo que me costó el original en su día. Eso sí, como cuido estos aparatos como a un hijo, estaba impoluto. Aun así, todavía hoy me sorprende el precio de venta, después de haber estado usándolo intensivamente más de un año y siendo ya un terminal con dos años en el mercado. ¿El motivo de la venta? Ya lo habrás adivinado: la compra de mi siguiente teléfono, el iPhone 3GS.

iPhone 3G

En julio de 2008, Apple lanzó el sucesor del iPhone original: el iPhone 3G. Con este modelo, además de su rediseño y mejoras en el hardware (aunque no demasiadas) llegó la App Store, la tienda de aplicaciones para dispositivos móviles de Apple que no ha parado de crecer desde entonces y que se ha convertido en uno de los principales motivos para comprar un iPhone: su ecosistema y variedad de aplicaciones.

Resulta curioso pensar que inicialmente Apple era contraria a instalar aplicaciones de terceros, porque consideraba que era suficiente con las denominadas “Web Apps”. Probablemente, de no haber apostado por la App Store, Apple no estaría donde está hoy con su división móvil.

Fue el primer modelo en venderse en España, aunque únicamente en tiendas Movistar y atándose a un contrato con ellos. Para entonces no me llamó mucho la atención más allá del 3G y del GPS, aparte de que no me hacía mucha gracia pasarme a contrato con Movistar y yo todavía no me “arriesgaba” a esas cosas. Además, estaba contento con mi iPhone EDGE. Finalmente lo dejé pasar y hasta la fecha ha sido el único iPhone que no he tenido.

iPhone 3GS

DSC00798

Al año siguiente sí que sucumbí ante la tentación y, como antes comentaba, en junio de 2009 me hice con un iPhone 3GS negro de 32 GB, que mejoraba sustancialmente al anterior modelo y más aún al que yo tenía en esos momentos. Hubiera comprado el de 16 GB, pero sólo llegaron cuatro terminales a la tienda Movistar donde lo compré, y todos ellos de 32 GB.

Las novedades en mi caso no se quedaron en el aparato en sí, sino en el hecho de poder conectarme a Internet allá donde vaya y a por fin olvidarme para siempre del para mí molesto jailbreak, necesario para poder utilizar el iPhone original en España.

DSC00810

La verdad es que fue un cambio bastante importante. Con mi anterior iPhone, si quería conectarme a Internet fuera de casa y sin una red Wi-Fi a mano, aún me acuerdo que tenía que apoquinar la friolera de 3 € (más IVA) por 10 ridículos MB de datos. Además, todo esto a velocidades GPRS como máximo, puesto que la cobertura EDGE todavía no estaba implantada en España.

Con el cambio a contrato, pasé a pagar una cuota fija al mes (la tarifa mínima), pero disfrutando de una conexión a Internet permanente y a una velocidad decente en cualquier lugar donde tuviera cobertura 3G. Fue entonces con este modelo cuando experimenté la agradable experiencia de recibir emails por la calle, por poner uno de los ejemplos que más recuerdo. También, y como curiosidad, mis tweets crecieron exponencialmente a partir de la compra de este teléfono, suceso que no creo que fuera casualidad.

Como otra anécdota, el iPhone 3G y el 3GS fueron los únicos iPhone que España recibió en la primera ronda de países, y como me pude hacer con uno el día del lanzamiento (todo un logro), fui de los primeros en hacerle una comparativa en vídeo respecto al iPhone EDGE (vídeo superior).

Fue un gran teléfono sin duda, muy cómodo de coger, aunque el tacto “plasticoso” que tenía por detrás tal vez, viéndolo con perspectiva, le restaba puntos. Lamentablemente murió el año pasado, y no fui capaz de resucitarlo dado que lo más probable es que sufriera un daño de hardware en su memoria. Finalmente, y como no quería tener un caro pisapapeles por muy bonito que fuera, lo vendí a principios de este año en eBay también.

En el momento el que sucedió la tragedia, yo ya no usaba ese teléfono, sino que lo había heredado mi madre cuando compré mi siguiente móvil: el iPhone 4.

iPhone 4

DSC01896

El día del lanzamiento, en julio de 2010, volví a madrugar para ir a la tienda Movistar más importante de Valencia a intentar hacerme con uno. Bien, después de sufrir una experiencia horrible, de esas que hacen sacarte de tus casillas, por fin pude comprarlo unos días después. En esta ocasión fue un iPhone 4 negro de 16 GB, que al menos fue exactamente el modelo que quería.

No me olvidaré de la primera vez que lo encendí y vi aquella manzana blanca sobre fondo negro. La mejora en la resolución de la pantalla era más que evidente y, a mi criterio, junto al renovado diseño, razón de sobra como para actualizarse desde el modelo anterior. En efecto, con este modelo empezó la moda de las Retina Display, el nombre comercial que le dio Apple a las pantallas que cuadriplican en píxeles a sus antecesoras, aun siendo la resolución efectiva la misma, creando la impresión de estar todo muchísimo más definido y nítido.

Sus demás características tampoco se quedaban cortas: introdujo el primer procesador de la serie AX, el A4; duplicó su memoria RAM, perfeccionó la cámara trasera (con vídeo en HD incluso) y trajo consigo notables mejoras en el software, como la multitarea y FaceTime. Definitivamente, este modelo supuso el mayor salto desde el primer iPhone, tal y como Steve Jobs lo presentó en sociedad.

DSC01920

Pero no todo fue bueno: dos sucesos empañaron el lanzamiento, uno antes y otro después. El primero fue que supuestamente se perdió un prototipo meses antes de la presentación, que resultó ser el diseño final. Alguien se lo encontró en un bar y acabó siendo portada de Gizmodo.

El segundo problema, con el iPhone 4 ya en la calle, se lo llevó su renovado e innovador sistema de antenas. Consistía en que, sujetando el teléfono de determinada manera, disminuía su señal de cobertura hasta incluso perderla. Conocido como “antennagate”, el propio Steve Jobs tuvo que comparecer en público para aclarar el problema (excusándose en que a otros teléfonos les pasaba igual) y anunciar que aceptaría devoluciones durante 30 días posteriores a la compra, y que si preferíamos quedárnoslo, regalaría un Bumper, una funda que en teoría solucionaba el problema. El asunto tomó bastante relevancia, saltó incluso a la portada de un importante periódico español, pero en mi opinión, aunque el problema estaba ahí, se exageró muchísimo, como ocurre en general con todos los problemas que surgen con los productos de Apple.

Aunque opté por que me regalaran el Bumper, nunca lo usé, y nunca tuve problemas con la cobertura. Aunque si quería reproducir el problema, con irme a una zona con mala señal y cogiendo el iPhone a propósito, podía comprobar como poco a poco bajaban las rayas que indicaban la cobertura.

DSC_1204

El iPhone 4 fue el teléfono de Apple que más tardó en recibir un sucesor. Aguanté con él desde prácticamente su lanzamiento hasta octubre de 2011, casi un año y tres meses. Actualmente está en manos de mi padre (esta vez con Bumper), que desde 2008 todavía conservaba su iPhone original (que en breve venderé también por eBay). A día de hoy sigue siendo un muy buen teléfono, y que aún recibe actualizaciones de software.

13 comentarios / Añade el tuyo debajo

  1. Nokia 3220, Nokia 7020… ahí se resume mi larga travesía por el mundo de los móviles, jajaja. Espero ya en estas Navidades poder costearme mi primer Android. Me encantaría también un teléfono “Pure Google”, pero el Nexus 4 es imposible de conseguir en México a menos que se importe de Estados Unidos, y el costo total se sale por mucho de mi presupuesto. Pero algún día, algún día me haré con uno. :D

    Lo de hacer fila a las 4:30 a.m. para comprar un teléfono me parece muy extremo, jajaja. Yo nunca haría algo así, y probablemente nunca entienda por qué muchísima gente sí lo hace. Será porque para mí los teléfonos son simples objetos y ya, pero hay todo tipo de formas de ver las cosas. :D

    El otro día me decías en Twitter que pensabas “dar el salto” a OSX, pero dices que tienes un MacBook Air. ¿Lo usas con Windows o qué? :P

    ¿Cuánto cuesta un iPhone 5 en España subvencionado y uno libre?

    1. Hola Manuel! :)

      Creo que el Nexus 4 es una muy buena elección, debido a su excelente relación calidad / precio, lástima que sea complicado conseguirlo en México :/

      Entiendo que no entiendas (xD) lo de hacer cola desde tan pronto, objetivamente no es algo muy normal y es difícil de justificar, la verdad, pero teniendo en cuenta lo impaciente que soy con estas cosas… Voy con la mentalidad de “si puedo comprar uno ya, ¿por qué esperar?” jaja. Si no hubiera hecho cola aquel día desde bien pronto, créeme que hubiera perdido mucho más tiempo del que perdí en ella si hubiera intentado hacerme con uno a posteriori. Cuando yo llegué, delante de mí había unas 100 personas ya, no te digo más… Pero vamos, hay muchas maneras de ver las cosas, como dices ;)

      No, todavía no he cometido el sacrilegio (xD) de instalar Windows en el Mac, lo que pasa es que cuando te dije lo de “dar el salto” me refería a que OS X pasase a ser mi sistema operativo principal, cosa que no ha ocurrido (todavía :P). Actualmente sigo siendo un feliz usuario de Windows 7 en mi equipo principal, un sobremesa Dell.

      El tema de los móviles subvencionados era una moda en España, pero desde hace un tiempo, dos de las operadoras más importantes decidieron que no seguía siendo viable y dejaron de subvencionarlos. Lo que básicamente hacían era cobrarte el terminal a base de las cuotas mensuales. Cuanto más te comprometías a pagar, más barato te salía, incluso gratis (pagando una barbaridad al mes, permanencia de 2 años…). Ahora mismo desconozco cómo está el panorama, pero echando un ojo a una web de una de las operadoras que sigue subvencionando móviles, parece que el iPhone 5 lo ofrecen desde los 179 €. Ahora, a saber qué condiciones te ponen para conseguirlo a ese precio.
      Libre cuesta 669 € el modelo más “económico”… Otros años partían de 599 €, pero este año se ve que han subido los precios por el tema de la debilidad del euro respecto del dólar :(

      Muchas gracias de nuevo por pasarte y por tu comentario! :D

      1. Ufff, es una bestialidad de dinero. o_O

        Por eso me encanan los iDevices. Es decir, en realidad los odio, pero cuestan tanto que si algún día me llegara a hacer con uno podría venderlo a un precio muy agradable para mi bolsillo. :D

        De hecho he participado en varios concursos para ganar iPhones y iPads pero no he tenido suerte. Aun así no me rendiré, debo ganar uno sí o sí. xD

        Bueno, en mi caminito de celulares acabo de hacer otra parada. Mi Nokia 7020 falleció al cabo de una larga y dolorosa agonía (QEPD), así que ayer por fin me compré mi primer Android, un Samsung Galaxy Y. Sigue siendo una tabla comparado con un iPhone, al menos en lo que se refiere al hardware (en el sistema no creo que me pierda de nada :P), pero, ¡oye, es un Android! :D Llego tarde al mundo de los smartphones, pero dispuesto a hacerme de un lugar permanente a partir de ahora. ;)

        De hecho había leído tantas cosas acerca de los smartphones y de Android que se me hace increíble que nunca haya tenido uno hasta ayer. Mientras debería empezar a rehacer mi cochinito para comprarme un Nexus dentro de un par de años cuando éste se me quede pequeño o pase a mejor vida (o ambas cosas). xD

        1. Hola de nuevo Manuel!

          La verdad es que sí, es mucho dinero. Y encima al pagarlo a tocateja (de golpe) duele más, pero bueno, no tengo ningún otro vicio así que…

          Encuentro similitudes con tu caso y el mío: tú te adentraste tarde al mundo de los smartphones, pero yo llegué bastante tarde al mundo móvil xD De hecho, al principio renegaba de los móviles y no quería ninguno, hasta que llegó el iPhone y lo cambió todo.

          Tengo amigos que se renovaron su móvil hace relativamente poco por un Nokia o por una BlackBerry y ahora se arrepienten de no haber cogido un Android… lástima que no me pidieran consejo en su momento. Android va a seguir robándole cuota de mercado a iOS, y es que poco a poco lo están haciendo muy bien. Eso sí, creo que el camino a seguir es el modelo Nexus, es decir, directo de Google todo.

          Gracias por tus comentarios y Feliz Navidad :)

          1. Completamente de acuerdo. Hoy cumplo mi primer semana con Android y ciertamente no podría estar más encantado con este sistema. Puede que use Java (el lenguaje que más odio), que no sea el último Android y que mi maquinita sea más bien limitada, pero he sabido aprovechar sus bondades y se ha convertido en una herramienta muy importante para mi productividad… y sí, también en una fuga muy importante a veces, jajaja.

            Además, al ser Linux gozo de la libertad de poder hacer con él lo que se me dé la gana (la misma que ya disfruto en el escritorio con Arch), y obviamente no perdí tiempo para rootearlo y adaptarlo a mi gusto. Todavía no le cambio de ROM porque no he encontrado alguna que me convenza lo suficiente, pero me alegra saber que hasta eso puedo hacer cuando yo quiera. ;)

            En cuanto a los cuidados, me sorprende que cargues tus iPhones en el bolsillo y “a pelo”. Por la forma en como se te han conservado casi esperaba que los trajeras en caja fuerte y con guantes de seda, jajaja. Sin duda ha ayudado que uses pantalones vaqueros y no lleves nada más en el bolsillo junto con el teléfono. Mi último Nokia estaba en perfectas condiciones hasta que se me rompió la funda y como no quise comprarle otra empecé a llevarlo en el bolsillo… de unos pantalones normales y junto con las llaves, jajaja. El pobre celular se deterioró rápidamente hasta quedar inservible; y con razón, esa forma de llevarlo debe haber sido como traerlo todo el día agitándose dentro de una bolsa con piedras. xD

            Aunque soy testigo de la resistencia sobrenatural de los Nokia. Los dos modelos que he tenido han soportado lo inimaginable. Una vez el 3220 salió volando más de tres metros y luego de estrellarse contra el concreto quedó tan fresco como si lo hubiera posado suavemente sobre una almohada. xD

            Ok, acepto que he sido un pésimo padre, irresponsable y maltratador, pero con mi hijo más pequeño estoy decidido a cambiar. :P Desde el primer día le compré su funda con sus respectivas mica y protector, y lo cuido como si fuera una figurita de porcelana, jajaja, siempre con mucha delicadeza y manteniéndolo muy limpio y consentido. :D Creo que al ser un Samsung y de la línea Galaxy no debería preocuparme por la calidad de los materiales, pero no está de más ser precavido. Incluso tomé tu hábito de guardarlo siempre con la pantalla hacia el cuerpo, que al traerlo en funda supongo que no hará ninguna diferencia, mas no pienso correr ningún riesgo. ;)

            Espero en 5 años mostrar también mi colección de teléfonos y presumir cómo siguen todos como nuevos, y no la colección de cadáveres desmembrados que tengo ahora. :D

            Ah, sí, antes de que se me olvide, Feliz Año Nuevo. :)

      2. Lo olvidaba, dices que cuidas a tus teléfonos como si fueran hijos, ¿tendrás algunos consejos sobre cómo conservarlos mejor? Es que todos mis celulares han quedado para el arrastre (y eso que son los indestructibles Nokia) y no quiero que a mi nuevo bebé le pase lo mismo, él se merece lo mejor. xD

        1. Jaja pues mira:

          1. Trato de dejarlos con cuidado en superficies suaves, así evito que se dañe la parte trasera.

          2. Suelo llevar vaqueros, así que un bolsillo lo reservo únicamente para el teléfono. La pantalla nunca mirando al exterior, sino a la pierna, por posibles golpes. Así además, con el rozamiento al andar, se limpia automáticamente la pantalla.

          3. Es obvio, pero tengo especial cuidado en no golpearlo, dejarlo caer, arrastrarlo, etc. Fíjate si se me ha caído pocas veces un iPhone que recuerdo con exactitud (y dolor) cada una de las poquísimas veces que me ha sucedido.

          Básicamente a eso me limito. Y en mi caso nada de fundas, protectores ni nada de esas cosas. Por supuesto, el estado en el que acabe el teléfono después de su uso durante años no sólo depende del trato que se le dé, sino de la calidad de los materiales ;)

  2. Qué pasó con el análisis del iPhone 4S? Habrá análisis del iPhone5? Extraño ese tipo de posts.

    1. Hola Pepe,

      El análisis del iPhone 4S lo empecé a escribir, pero fueron pasando y pasando los días y al final lo dejé. Tenía preparadas hasta las fotos y todo (esas sí que las puedes ver), pero lo dejé pasar tanto tiempo que luego ya no me mereció la pena seguir escribiéndolo. Aún tengo por ahí un archivo con un brainstorming de lo que quería comentar y el borrador de recuerdo xD

      Respecto al del iPhone 5, todavía no he descartado hacérselo, pero sinceramente, ese tipo de posts me cuestan mucho tiempo y trabajo hacerlos (bueno, en realidad todos las entradas, pero los análisis más todavía) y actualmente no puedo dedicar tanta dedicación al blog.

      Al menos con este post, aunque no sea un análisis como tal de los modelos, sí que comento por encima mis impresiones tanto del iPhone 4S como del 5. De hecho, esta falta de análisis fue uno de los motivos de escribir este post: aprovecharlo para hablar un poco de mis dos últimos iPhone.

      Un saludo, y muchas gracias por tu interés :D

  3. Buena entrada!

    Casualmente yo he hecho lo contrario que tú,empecé con android y no he salido de ahí,la verdad es que ahora solo lo cambiaría por un lumia 920(que me tiene enamorado) aunque esperaré unos años a que salgan aplicaciones y mi próximo móvil será un nexus 4 o seguramente el “5” cuando lo saquen que por el precio que tienen y sumado a una OMV ¡sale tirado! (Aún recuerdo el dineral que me gaste en mi HTC desire con operadora…)

    Un Saludo

    1. Hola TFD!

      Yo también he oído buenos comentarios del Lumia 920, que también me gustaría probar, claro jeje El problema de Windows Phone es que se unió a la fiesta bastante más tarde que los demás y ahora sufre de falta de aplicaciones. Esperemos que con las nuevas actualizaciones de Windows Phone y el tirón de Windows 8, los desarrolladores se animen.

      Un saludo y muchas gracias como siempre, da gusto tener lectores tan fieles :D

  4. ¿Piensas hacer un análisis del MacBook Air?
    Desearía conocer tu opinión acerca de OS X ya que aún no decido dejar Windows.

    1. Hola Víctor,

      Te seré sincero: veo difícil que acabe haciéndolo. De todas formas no lo descarto todavía. Aquí te dejo unas rápidas impresiones:

      El MacBook Air es sin duda un gran aparato, pero todo depende de tus necesidades. Si buscas un portátil ligero y delgado, con buena autonomía y rendimiento, silencioso y con excelentes acabados, es perfecto para ti. Además, con su genial trackpad pocas veces echarás de menos un ratón. ¿Puntos negativos? La pantalla es aceptable, pero la encuentro algo corta de resolución, y más comparándolo con su hermano MacBook Pro Retina de 13″. Lo malo de este último es que su precio se dispara, claro. No sé si será este año cuando en la renovación le pondrán una Retina Display al Air, pero creo que actualmente es uno de sus puntos más flojos. Y luego, si piensas jugar con él, no esperes mucho de su tarjeta gráfica integrada, una simple Intel Graphics 4000. El precio podría incluirlo dentro de sus puntos negativos, pero ya sabemos cómo es Apple con esto…

      Respecto al sistema operativo, OS X Mountain Lion me gusta bastante en general, pero tiene cosas que me chirrian, como el Finder o tener que andar con atajos de teclado para las teclas Inicio, Fin, Supr, etc (aunque de esto también tiene culpa el teclado). De momento me siento más cómodo con Windows 7 en mi sobremesa. E imagino que por mucho tiempo, dado que no me gusta nada el rumbo tomado por Windows 8. Prefiero OS X que este último, pero sin duda alguna.

      Si te defiendes con el inglés, te recomiendo este análisis de The Verge: http://www.theverge.com/2012/6/21/3096254/macbook-air-review-13-inch-mid-2012. Aquí tienes otro en español: http://treki23.com/2012/08/25/experiencia-del-macbook-air-tras-1-mes-de-uso/.

      Un saludo y gracias por tu interés en conocer mi opinión :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *